Tema Sello

Como cada año,  el Tema Sello quiere acercarnos alguno de los nuestros valores inspirados en Santo Tomás de Aquino a través de actividades y perspectivas atractivas, entre las que destaca la presentación de un personaje que encarne o haya encarnado en su vida ese valor.

Francisco de Asís: hogar y misión, nuestra casa común

 Este año 2017 queremos profundizar en el fundamento de todos nuestros valores: el valor de la Persona en nuestra relación con la naturaleza que nos rodea.

Toda persona se inserta en un hábitat que la acoge y le ayuda a crecer. El primero y más natural es la familia, que es parte fundamental para nuestro crecimiento y maduración, así como las personas que nos rodean. Pero también nos insertamos en ese otro habitat o casa común que es la naturaleza, constituida principalmente por otros seres vivos. Con ellos tenemos algo en común, pero brota además frente a ellos cierta responsabilidad.

san francisco de asis

De ahí que reflexionemos no sólo sobre nuestra incidencia en la ecología y la conservación del medio ambiente, en este momento actual y para las próximas generaciones, sino también sobre la necesaria tarea de velar por nuestro crecimiento personal cuya consecuencia será facilitarnos la correcta administración de la naturaleza. En efecto, es un hecho que la persona pasa pero nuestro entorno queda, con todos los cambios que eso pueda conllevar. Todo esto nos permite concluir que nuestra dignidad personal, basada en la riqueza de nuestro ser  racional y libre, trae consigo una misión hacia uno mismo y hacia los demás.

Figura de San Francisco de Asís

San Francisco de Asís, tan querido por todos como el pequeño gran hermano de los hombres y de las criaturas que lo rodeaban, encarnó este valor de una manera genuina y muy alegre. Él supo descubrir el valor de cuanto le rodeaba como creación de Dios así como su propia misión en ese hogar, por eso será el rostro de nuestro Tema Sello 2017. Trataba a cada persona con la mejor de sus sonrisas y su amabilidad porque veía en ellas la imagen y semejanza de Dios. Mientras que respetaba y valoraba al resto de las criaturas porque descubría en ellas el vestigio y la huella de Dios. Su desapego de lo material le daba una libertad de espíritu que le hacía descubrir la belleza de todo como resplandor del Creador del bien y la belleza.

san francisco de asis

Bajo el lema Francisco de Asís: hogar y misión, nuestra casa común te proponemos descubrir el valor que tenemos cada uno de los seres humanos, y a administrar con respeto y cuidado la casa común y cuanto nos rodea, para entregar una casa digna a las generaciones venideras.
Dice en su famoso Cántico de las Criaturas: “Alabado seas, mi Señor, en todas tus criaturas, especialmente en el Señor hermano sol… y por la hermana nuestra madre tierra… Alabado seas, (…) por aquellos que perdonan por tu amor,… bienaventurados los que sufran en paz, porque de Ti, Altísimo, coronados serán».