Católicos y vida pública

La Universidad Santo Tomás, con el apoyo del Arzobispado de Santiago y con la bendición especial del entonces Cardenal Joseph Ratzinger, inició el año 2005 los Congresos Iberoamericanos “Católicos y Vida Pública”, encuentros que tienen su inspiración en la exitosa experiencia de la Universidad San Pablo CEU de España.

El objetivo es propiciar un encuentro académico abierto para los católicos interesados en reflexionar sobre cómo el evangelio ilumina los diversos aspectos de la vida, no solo en la dimensión personal, sino que también en el campo social y laboral, escuchando el testimonio de personajes destacados en diversos campos.

XVII Congreso

Afrontamos desafíos personales, sociales y mundiales que ponen en juego las motivaciones y esperanzas para nuestro camino diario. El contexto sanitario es sólo un ámbito al que iluminar, al que se suman el laboral, personal, sentido de la vida, etc. Los proyectos humanos aportan una luz relativa, y como algunas esperanzas humanas van cayendo, se hace necesario renovarlas desde una esperanza que no decae y que no puede defraudar.

Queremos compartir la causa más profunda de nuestra esperanza que brota de la certeza de lograr aquello que, aunque difícil, está a nuestro alcance o nos ha sido prometido por alguien que sabemos nunca nos va a defraudar y en quien confiamos. La promesa de Cristo reaviva nuestra esperanza en la salvación y en la gracia para vivir, ya aquí, su vida que se abre a la vida eterna. A esto nos invita el Papa Francisco con el Evangelio de la tempestad calmada:

“La tempestad desenmascara nuestra vulnerabilidad y deja al descubierto esas falsas y superfluas seguridades con las que habíamos construido nuestras agendas, proyectos, rutinas y prioridades. […]

«¿Por qué tenéis miedo? ¿Aún no tenéis fe?». Señor, tu Palabra nos interpela. En nuestro mundo, que Tú amas más que nosotros, hemos avanzado rápidamente, sintiéndonos fuertes y capaces de todo. Codiciosos de ganancias, nos hemos dejado absorber por lo material y trastornar por la prisa. […] Es el tiempo de restablecer el rumbo de la vida hacia ti, Señor, y hacia los demás.

«¿Por qué tenéis miedo? ¿Aún no tenéis fe?». El comienzo de la fe es saber que necesitamos la salvación. No somos autosuficientes; solos nos hundimos. Necesitamos al Señor como los antiguos marineros las estrellas. Invitemos a Jesús a la barca de nuestra vida. Entreguémosle nuestros temores, para que los venza. Al igual que los discípulos, experimentaremos que, con Él a bordo, no se naufraga. Porque esta es la fuerza de Dios: convertir en algo bueno todo lo que nos sucede, incluso lo malo. Él trae serenidad en nuestras tormentas, porque con Dios la vida nunca muere” (Vaticano, 27 marzo 2020).

La esperanza en Cristo, en y tras la pandemia será abordado por segunda vez de manera online, tanto en los tres encuentros zonales como el congreso nacional, desarrollados los primeros entre el 23 y el 24 de agosto, y el 1y 2 de septiembre el segundo.

El XVII Congreso de Católicos y Vida Pública cuenta con el apoyo de distintos aliados estratégicos como Voces Católicas, Ayuda a la Iglesia que Sufre, Radio María, cada una de las sedes de Santo Tomás, y tantas personas que rezan y participan para hacer de esta historia una semilla del Reino.

Ver programa >