Noticias Sede Viña del Mar – Santo Tomás

20 / 07 / 2011

Equipo de ARQTE descubrió imágenes del “Alma de la Educadoras”

Educadoras de Párvulos de la JUNJI se capacitaron en Santo Tomás Viña del Mar

ARQTE “imaginería colectiva trabaja las dimensiones del diaporama, video y el psicodrama imaginal, entre otros ARQTE “imaginería colectiva trabaja las dimensiones del diaporama, video y el psicodrama imaginal, entre otros

Director de ARQTE, Hugo Leiva, señaló que “este trabajo está orientado a un espacio más socio-terapéutico, porque las educadoras requieren un enriquecimiento personal que les permita afrontar de manera efectiva y afectiva, los problemas que enfrentan en sus respectivos lugares de trabajo, entendiendo que en esta profesión el ser humano no se guarda”.

Este año han Visitado Santo Tomás Viña del Mar en varias oportunidades y siempre han tenido la dedicación de mostrar algo nuevo, lo que demuestra la versatilidad de su trabajo, centrado en el estudio profundo de las propias necesidades del alma de cada especialidad. En la jornada de ayer, fue el turno de las Educadoras de Párvulos, principalmente de la JUNJI, quienes junto a “ARQTE, Imaginería Neuro - Experiencial”, realizaron un viaje lleno de simbolismos, buscando respuesta a los aspectos más profundos de su quehacer, siempre desde una sintonización emocional con el otro y consigo mismo que converge en espacios donde la convivencia en el lugar de trabajo, la ética con que se desarrolla la profesión y los aspectos técnicos de la misma, son puestos  a prueba desde la misma esencia del “ser” y el “deber ser”.

Si bien ARQTE, define la propuesta de la “Imaginería Neuro – Experencial” como “una mirada centrada en la acción educativa y terapéutica psicológica, cuyos fundamentos son neurofisiológicos, psicológicos, antropológicos, sociológicos y artísticos”, proposición que logra a cabalidad, también es una detención necesaria en el tiempo, una detención en el ritmo acelerado de la vida que pasa por nuestros ojos sin darnos cuenta, es un espacio abierto para la reflexión donde analizamos el trabajo y nuestra mirada hacia la vida, descubriendo en muchos casos que los sentimientos individuales, que a veces ahogan a los profesionales en sus trabajos y hogares, son muchas veces compartidos con otros que llevan esta pesada carga emocional  en silencio y que no logran ser vistos, ni menos contemplados.

En esta oportunidad, visitaron Santo Tomás Viña del Mar, para “ser parte de un proceso que les permita a las educadoras adquirir las herramientas necesarias para lograr integrar a padres y apoderados en el sentido del trabajo, generando espacios para contemplarse amorosamente con el otro”, explicó la docente de Educación Parvularia de la UST, Marcela Cabrera. Luego el Director de ARQTE, Hugo Leiva, agregó que “este trabajo está orientado a un espacio más socio-terapéutico, porque las educadoras requieren un enriquecimiento personal que les permita afrontar de manera efectiva y afectiva, los problemas que enfrentan en sus respectivos lugares de trabajo, entendiendo que en esta profesión el ser humano no se guarda”.

Algunas ideas que se plantearon en la Jornada de Reflexión, desde la mirada de las educadoras de párvulos, fueron “¿por qué debo hacer cargo de problemas familiares de los apoderados en circunstancias que no corresponden? ante la pregunta de un padre que siente que no es importante en la educación de su hija, situación que tiene muchos que ver con las experiencias de su propia vida y que proyecta hacia la educadora en busca de respuestas. Otro caso, presentado tuvo relación con la sensualidad que descubren las educadoras de párvulos al trabajar con su cuerpo, con la expresión y con el otro. Al respecto, Hugo Leiva, explicó que “la sensualidad que, bajo ninguna circunstancia, tiene que ver con la genitalidad, sino con el cobijo y la ternura del encuentro. Es de cierta manera, descubrir la energía emocional que se puede aportar a los niños con los movimientos”.

Por último, Leiva agregó que “los vínculos creados con los hijos, son parte de la sensualidad de los padres y se relacionan directamente con  la historia vivida por cada uno, porque no todos tienen la misma capacidad para mover la corporalidad e irradiar ternura cuando se produce el encuentro físico entre ambos. En esta parte, es muy recomendable para los padres hacer una introspección sobre la forma de relación que mantienen con los hijos, porque para entregar lo mejor, debo siempre mirar mi propia historia”.