Capacitación y Educación Continua

Capacitación y Educación Continua

La capacitación, como iniciativa institucional, es considerada una actividad central para el desarrollo de la persona en sociedad.

Santo Tomás Educación Continua tiene sus orígenes en septiembre del año 2000, creada como una unidad cuya finalidad es proporcionar la capacitación para el trabajo, con altos estándares de calidad técnica y académica para las demandas de personas naturales, instituciones públicas y empresas privadas. Con este fin el año 2005, se certifica por primera vez en las normas Chilenas 2728 e ISO 9001:2008, certificación que ha mantenido a la fecha.

Una de las OTEC más importantes de Chile

El trabajo permanente y de calidad de Santo Tomás Educación Continua, ha logrado posicionarla dentro de los cinco organismos de capacitación, OTEC, más importantes del país. Este reconocimiento queda demostrado al trabajar con grandes empresas nacionales, prestándoles servicios de asesorías en el área, capacitación permanente y levantamiento de perfiles por competencias, lo que se suma a nuestra capacidad de atender a las empresas a lo largo de todo el territorio nacional, por intermedio de cualquiera de las 21 sedes con que contamos en el país.

Educación Continua para el Trabajo

La Dirección Nacional de Capacitación y Educación Continua de Santo Tomás, promueve el concepto de “Educación Continua para el Trabajo”, que se ajusta a la esencia de los objetivos planteados y a las necesidades de una significativa proporción de los adultos en Chile. Como institución de educación, trabajamos para las personas en su desarrollo y en el mejoramiento continuo de sus capacidades y virtudes durante toda la vida.

La capacitación, como iniciativa institucional, es considerada una actividad central para el desarrollo de la persona en sociedad, la cual en una perspectiva de educación continua, sistemática y permanente en el tiempo, permite al país contar con personas capaces que posean conocimientos técnicos y generales actualizados y con valor agregado al servicio de empresas e instituciones. Éstas representan el insumo necesario para crear riqueza social y productiva, que posibilita el crecimiento económico sustentable del mundo globalizado.